top of page
Buscar

Las ciencias humanas

Actualizado: 25 abr 2023

Trabajo desarrollado para el Bienio Propedéutico de Filosofía que estoy realizando en línea en la ULIA (Universidad Libre de las Américas).


Las humanidades estudian los fenómenos humanos desde su cultura y su espiritualidad. Ejemplos: psicología, sociología, filosofía, literatura, educación, comunicación. Este actuar con voluntad libre hace impredecible los resultados de las investigaciones cuantitativas y experimentales. Se hace difícil enunciar leyes o predicciones. Sólo podemos llegar al nivel de la comprensión de los fenómenos pero no una explicación. La libertad trascendental es la capacidad de destinarse hacia el ser que se es.


Las ciencias sociales buscan la solución de los problemas sociales reales en un momento dado del espacio y el tiempo (la pobreza, la violencia, la corrupción). Se ocupan en parte de la conducta de los seres humanos.


La psicología se ocupa del conocimiento introspectivo y puede llegar a hipótesis acerca del comportamiento humano. Estudia seres que piensan, deciden, cambian y hablan. La investigación puede realizarse a través del estudio de casos, la entrevista, los cuestionarios, la observación natural, los experimentos de laboratorio y de campo. Pero es difícil generalizar los resultados, controlar los factores relevantes y el sesgo del experimentador y aún de los seres observados.


El alma es la manifestación del ser, es el Yo, el espíritu del hombre, puede pensar y amar. La psique es el soporte orgánico para la actividad del alma en el cuerpo. Es el conjunto de procesos conscientes e inconscientes. La psique nos permite percibir la realidad de diversas maneras, incluso se puede alterar de tal forma que se puede llegar a salir de ella.


El concepto de persona se inició con la cultura griega; con los romanos pasó a ser un concepto jurídico, y fue el cristianismo el que mostró en Dios la presencia de tres personas. Y como que el hombre en esa cultura fue creado a su imagen, pues es también persona. El concepto en sí no es científico, inclusive los científicos utilitaristas lo niegan en la vida incipiente. Al final de la edad antigua, Boecio la define como una sustancia individual de naturaleza racional.


La persona es el co-existente, que sabe de sí, tiene intimidad, es un cuerpo espiritualizado. Es un ser social, necesita del otro para tener su identidad, es un ser digno y anhelante de significado y de sentido. Tiene derechos naturales así como adquiridos. Hay personas incorpóreas como corpóreas.


Por sentido común podemos recrear los hechos históricos como la migración humana, la mezcla con otros grupos humanos, las luchas y exterminio entre ellos. Los datos históricos sólo disponemos desde la aparición de la escritura hace unos 5.000 años.


Del tiempo contemporáneo, que se inicia con la Revolución francesa, estamos dando inicio a la era digital. 60% de la humanidad está conectada a Internet y casi un smartphone por habitante del mundo. Existe una comunicación interpersonal jamás alcanzada. Otros fenómenos que aparecieron como la ingeniería genética y la inteligencia artificial podrían desembocar en el transhumanismo. Hace sólo 50 años, nace la Bioética para confrontar las posibilidades de la ciencia y la tecnología frente a los valores humanos.


Se puede apreciar a la sociedad como un sujeto diacrónico, los que vivimos ahora, los que ya pasaron y los que vendrán. El estudio de la sociedad como sujeto lo realiza la sociología, una disciplina intermedia entre las ciencias y las humanidades. Se puede medir aspectos de la sociedad o interpretar sus opiniones, usos, costumbres, conflictos y acuerdos humanos, las cuestiones económicas. Esta disciplina busca explicar, diagnosticar y dar recomendaciones para el bienestar social.


La noción de valor ha sido introducida en las ciencias humanas para desmarcarse de la moral cristiana. La ciencia y los valores deberían implicarse mutuamente. En una antropología trascendental, se habla de valores a la correspondencia de lo que conocen el hombre y el Creador. Por supuesto que estos “valores” son negados por una visión individualista, utilitarista y materialista. Lo que desde Hipócrates estaba mal (el aborto, la eutanasia) ahora se convierte en derecho. En el caso del aborto post violación, el culpable puede estar preso o libre, la víctima es la mujer y al inocente se le aplica la pena de muerte, siendo que él no pidió ser ni concebido ni ha causado por sí mismo ningún problema. Sólo se anticipa las consecuencias de su existencia.


Problemas.

En la muerte encefálica la psique ya no funciona. En medicina, con la muerte encefálica se da por muerta a la persona y se extraen sus órganos. En esa circunstancia, ¿el espíritu también se desliga del cuerpo?. Desconozco la visión filosófica del asunto.


Por sentido común podemos recrear los hechos históricos como la migración humana, la mezcla con otros grupos humanos, las luchas y exterminio entre ellos. Los datos históricos sólo disponemos desde la aparición de la escritura hace unos 5.000 años.
6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page