top of page
Buscar

La metodología

Trabajo desarrollado para el Bienio Propedéutico de Filosofía que estoy realizando en línea en la ULIA (Universidad Libre de las Américas).


Para toda investigación es necesario seguir un método, que nos ordenará los datos particulares en busca de la resolución de los objetivos propuestos mediante la reconstrucción o síntesis de la idea. Hace falta además una técnica de modo a llevarla a la práctica.


Las actividades del pensamiento humano son el concepto (la idea abstracta), la proposición (que resultará verdadera o falsa) y el razonamiento. El razonamiento inductivo va de lo particular a juicios generales. El deductivo va de lo general a lo particular, y el analógico compara los juicios. Mediante el razonamiento se puede llegar a una teoría.


El razonamiento dialéctico busca una correspondencia entre la realidad externa y la mente humana. Tiene 3 componentes: la tesis que enuncia una teoría, la antítesis que trata de negarla, y la síntesis o conclusión.


En una investigación empírica no sólo está lo que se observa y la mente del observador, sino también el marco referencial o la experiencia previa del investigador. Por ejemplo: un observador lego mirando al microscopio podrá ver puntos coloreados y nada más, mientras que un biólogo distinguirá las células de los tejidos del cuerpo de diferentes bacterias causantes de enfermedades.


En la investigación empírica se parte del hecho observado para tratar de explicarlo racionalmente con una teoría. Para hablar de ciencia debe haber una correspondencia entre el hecho y su explicación. Lo observado es captado por los órganos de los sentidos, apoyados por instrumentos, pero la percepción se construye en la mente del observador. En efecto, lo observado se puede medir cuantitativamente y/o cualitativamente. Los registros de los datos pueden ser clasificados según diferentes escalas de medición científica.


En la investigación teórica tenemos, en primer lugar, al problema planteado adecuadamente, que llevará a una proposición para resolverla. A esto llamamos hipótesis, que nace de la observación empírica y de una teoría de la que forma parte. El investigador debe bajar los conceptos teóricos y ver si puede verificarlos con la experiencia. En el fondo se trata de descubrir leyes que regulan los fenómenos.


La inteligencia artificial, de importancia creciente tanto para investigación científica, la ciencia médica y en el mundo informático, puede potencialmente poner en peligro nuestra manera de ver y analizar el mundo físico y, a nivel socio cultural, influir en lo espiritual o tal vez negarlo.


Las grandes empresas que pueden solventar códigos, generar datos y disponer de hardware de este nivel técnico-científico, son celosas de sus descubrimientos y no los comparten como estamos acostumbrados a ver en publicaciones científicas, revistas, y congresos. Con este proceder se cierra la posibilidad de seguir construyendo sobre lo que ya se conoce por otras empresas. La codicia económica prima.


Apreciación personal de la dificultad en el tema. Entramos de lleno en la ciencia metodológica, una disciplina compleja y rigurosa. Ella es absolutamente necesaria para que partiendo de una hipótesis, de unos objetivos, nos conduzca por caminos seguros de modo a presentar los resultados obtenidos con argumentos sólidos. El método descrito posibilitará a otros investigadores replicar los mismos resultados y este hecho les permitiría seguir construyendo sobre lo demostrado. La dificultad encontrada fue moderada.


Las grandes empresas que pueden solventar códigos, generar datos y disponer de hardware de este nivel técnico-científico, son celosas de sus descubrimientos y no los comparten como estamos acostumbrados a ver en publicaciones científicas, revistas, y congresos.
7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commenti


bottom of page